Oncosalud in Peru took effective measures to mitigate the disruptions in cancer care due to COVID-19

Impacto de la COVID-19 sobre el control del cáncer en el Perú: experiencia de un centro oncológico privado

25 January 2021
Dr Carlos Vallejos Sologuren, Medical Director and Founder of Oncosalud, former Minister of Health of Peru

Dr Carlos Santiago Vallejos Sologuren

Director Médico y Fundador de Oncosalud, ex Ministro de Salud de Perú 

El cáncer es uno de los principales problemas de salud pública en muchas regiones del mundo, en el Perú representa la primera causa de muerte. Según Globocan 2020, se estima que 69,849 nuevos casos fueron diagnosticados y se registraron 34,976 muertes por cáncer en 2020.

La población peruana por su perfil epidemiológico tiene un alto riesgo para contraer COVID-19 y sus complicaciones. El riesgo de infección y de tener síntomas severos de COVID-19 es alto porque tenemos un número elevado de personas mayores y gran incidencia en otros problemas de salud graves, como afecciones de salud cardiaca o pulmonar, sistema inmunitario debilitado, obesidad extrema, hipertensión arterial o diabetes. 

Cáncer y COVID-19 en Perú

Todo empezó el día 6 de marzo, cuando se confirmó oficialmente el primer caso positivo por COVID-19 en Lima. A 11 de diciembre de 2020, había 979,000 casos registrados de personas infectadas de las cuáles se han recuperado 913,000 y han fallecido 36,499. El aumento exponencial de los casos confirmados ha posicionado al Perú como el segundo país con más casos confirmados en América Latina y el quinto a nivel mundial. 

Perú, como la mayoría de los países del mundo, adoptó una serie de medidas sanitarias, económicas y sociales, consensuadas entre el gobierno nacional y los gobiernos regionales. El Ministerio de Salud (MINSA) publicó normativas para mejorar el manejo de esta emergencia sanitaria e implementó estrategias de reducción de riesgo de infección por COVID-19 en pacientes oncológicos y sus cuidadores, disponiendo que se tomen medidas para estandarizar los procedimientos, flujos y seguimiento, además de establecer otras estrategias de atención a pacientes oncológicos, para lo cual se estableció un protocolo que se comunicó a todos los establecimientos de salud. 

Oncosalud frente a la doble amenaza 

En el ámbito privado, Oncosalud y las diferentes sedes prestacionales de la Red Auna, que conforman las instituciones especializadas más importante en el manejo del cáncer en el Perú, también pusieron en marcha medidas para enfrentar la pandemia. Así, por ejemplo, los chequeos oncológicos preventivos que en enero 2020 fueron 9,761 sufrieron una importante reducción en la primera quincena del mes de marzo cuando se declaró la cuarentena. Entre abril y mediados de julio no se registró ningún tipo de prestación, reiniciándolas el 27 de julio, pero agregando a la consulta presencial, la tele-consulta y la toma de muestras a domicilio. 

La disminución de consultas oncológicas considerando las renovaciones de receta ha sido del 42% en el mes de junio.  En las aplicaciones de quimioterapia ambulatoria se apreció una disminución progresiva desde el mes de marzo en nuestras dos sedes prestacionales en Lima, Oncocenter y Clínica Delgado en 35% y 26% respectivamente; mientras que en nuestras sedes prestacionales de provincias Camino Real y Valle Sur, de Trujillo y Arequipa respectivamente, no se apreció una disminución marcada. Siendo 32% el promedio de reducción en todas nuestras sedes prestacionales a nivel nacional. 

El número de hospitalizaciones en nuestra clínica Oncológica tuvo una contracción del 33%, 54%, 47%, y 54% para los meses de marzo, abril, mayo y junio respectivamente en comparación a los totales registrados en los mismos meses del año 2019. Esto conlleva a un promedio de reducción del 47%. El tipo de hospitalizaciones por cirugías fue del 40% el año 2019 y se redujo al 30% en el período enero a junio del año 2020; hospitalizaciones para tratamiento médico fue de 33% y 22%, quimioterapias 18% a 21%, emergencias 3.5% a 23%, terapias ablativas 4.62% a 3% respectivamente. 

Impacto de la pandemia en los cuidados paliativos y del dolor

En cuidados paliativos contamos con 13 médicos que brindan servicio en los diversos niveles asistenciales: Ambulatorio (Consulta Externa), Hospitalario (Clínica Delgado y Clínica Oncosalud) y Atención Domiciliaria. De todos ellos, cinco resultaron infectados por COVID-19. Respecto al personal de enfermería son 17 enfermeras que desempeñan actividades diversas y seis resultaron infectadas. También tenemos dentro del equipo personal en riesgo que no acude a trabajo presencial. El personal técnico (65) que realiza el acompañamiento diario a los pacientes en situación de últimos días ha sido el más golpeado durante la pandemia, los índices de contagio han sido mayores de 40%.

Los turnos de atención en consultorio externos durante la pandemia bajaron en un 40% (de 5 a solo 2 en la semana). Teníamos índices de abandono altos (más del 30%) y una demora en las citas mayor de 10 días. Durante la pandemia se mantuvo un solo médico para atenciones en consulta externa, se cambió al modo de telemonitoreo para aquellos pacientes en tratamiento y se ofertó un turno de consulta dos veces por semana, para aquellos pacientes nuevos que requerían ser evaluados de forma presencial.

Por gestiones del equipo de Cuidados Paliativos de Oncosalud se logró un cambio en la legislación y la DIGEMID (Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas) autorizó que se pueda utilizar la fotografía de la receta controlada para dispensar narcóticos y opioides a los pacientes del programa, situación que sumada a la entrega de fármacos a domicilio permitió la continuidad del tratamiento a los pacientes y mantener a sus familiares en casa evitando mayor exposición. 

Desde finales de marzo se implementó el telemonitoreo en Paliativos y Dolor con la primera atención por ese método, lo que derivó en una mejora de la gestión de las citas y una reducción significativa en el número de consultas presenciales (30% a 5%). Nuevamente nuestro servicio fue el primero en Perú en atender consulta externa a los pacientes con dolor oncológico. 

Antes de la pandemia, la atención en domicilio se brindaba de lunes a viernes de 8:30 a 19:00, por médicos y enfermeros especializados en cuidados paliativos. Este servicio se vio severamente afectado, ya que las restricciones en los horarios afectaron directamente a los conductores y personal asistencial que no contaban con vehículo propio y, de manera indirecta, a los pacientes, al recortarse el tiempo de programación de visitas y de asistencia en domicilio. 

Las derivaciones de Consulta externa se incrementaron, pero el tiempo de sobrevida de esos pacientes en domicilio disminuyó (< 20 días promedio), así mismo las derivaciones en Clínica se incrementaron para los pacientes transferidos que se encontraban en situación de últimos días pues resultaba imposible darles de alta en esas circunstancias.

A finales de abril se logró el delivery para los pacientes en domicilio, situación que generó que los familiares acudan con menor frecuencia a la Clínica Oncosalud a recoger medicinas disminuyendo significativamente el flujo de familiares en farmacia de 8 al día de promedio a solo 1 al día. 
 

Dr. Carlos Vallejos Sologuren, Director Médico y Fundador de Oncosalud además de Exministro de Salud de Perú.jpg

Dr Carlos Santiago Vallejos Sologuren iDirector General del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas.  Ministro de Salud 2006-2007. Fundador de Oncosalud y Director de AUNA de Perú y Colombia. 

Last update: 
Monday 25 January 2021
Share